El profesor es el encargado de provocar el estímulo que se encuentra fuera del alumno y por lo general, se reduce a premios y el refuerzo negativo a castigos (para lo que, en la mayoría de los casos, se utilizaron las calificaciones).

Los estudiantes son simples receptores, deben hacer elecciones y asociaciones dentro de un margen estrecho de posibles respuestas correctas que, cuando se ejecutan, reciben el correspondiente refuerzo.
La relación es unidireccional .


thumbnail.aspx.jpg

VOLVER A TEORÍA CONDUCTISTA